Venezuela denuncia en el Consejo de Seguridad que conforman Ejército en Colombia para generar caos

Caracas, 28 Feb. AVN

Venezuela denunció este jueves ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que voceros del gobierno de Donald Trump están fabricando en este momento una narrativa de una cantidad absurda de supuesto desertores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), todo con el objeto de justificar «la conformación de un supuesto Ejército de Liberación de Venezuela en territorio colombiano todo con la intención de infiltrarse en nuestro país y destruir la paz de nuestra nación».

La denuncia la hizo el representante permanente de Venezuela en la ONU, Samuel Moncada, quien denunció que los organizadores de este grupo «armado criminal hacen alardes públicos en los medios de comunicación de Colombia con total impunidad».

En su intervención destacó que ya no se trata del uso público de la fuerza militar sino de su uso clandestino «de una guerra con mercenarios pagados del mismo modo que se ejecutó en Nicaragua en la cruel guerra de los contra».

Recordó que el responsable de la guerra de los contra en Nicaragua fue el señor Elliott Abrams, el mismo que fue designado este año por el gobierno de Trump como encargado especial para Venezuela «y que está asquí presente», dijo señalándolo, y agregó que es el mismo que hoy es responsable de la operación contra Venezuela.

«Es el mismo que uso aviones cargados con armas disfrazados de ayuda humanitaria para estimular la muerte y la destrucción en Nicaragua y él quiere que nosotros creamos que está muy interesado en enviar ayuda humanitaria a Venezuela con enmascarado lanzando cócteles molotov».

Elliott Abrams quien fue parte de los gobiernos de los expresidentes Ronad Reagan y George W. Bush. estuvo involucrado en el caso Irán-Contras. Fue declarado culpable de retener información del Congreso durante la investigación de estos hechos, aunque posteriormente lo indultaron.

El caso Irán-Contra tiene que ver con la autorización que concedió en 1981 el entonces presidente Reagan a la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) a invertir grandes cantidades de dinero para financiar el movimiento conocido como «Contra nicaragüense», un movimiento armado de derecha que se oponía al Frente Sandinista de Liberación Nacional, el partido en el poder.

Foto: Ministerio de Relaciones Exteriores

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*