Colaboradores de Guaidó pretendían vender fusiles sustraídos por 35 mil dólares

Caracas, 14 Jul. AVN

Por un monto de 35 mil dólares Erick Miguel Sánchez Azuaje, Eduardo Javier García González y Jason José Parisi Castillo, colaboradores del diputado en desacato, Juan Guaidó, pretendían vender las armas robadas del parque de la Guardia Nacional Bolivariana en el Palacio Federal Legislativo, utilizadas en el fallido golpe de Estado del pasado 30 de abril.

Así informó este sábado el vicepresidente sectorial para Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, en el Palacio de Miraflores, destacando que luego de más de 30 días de investigación se logró el arresto de estos tres ciudadanos, identificados fotográficamente en posesión del armamento el pasado 30 de abril, en el distribuidor Altamira.

Además, explicó que se recabaron testimonios en audio y video que relatan el proceso de venta de las armas reglamentarias que pertenecen a la República Bolivariana de Venezuela.

En total, son 5 fusiles AK 103 y 10 cargadores, que pertenecen al destacamento 432 de la Guardia Nacional Bolivariana, con sede en el Palacio Federal y que ya están en posesión de la Fiscalía, acotó Rodríguez.

En ese sentido, sostuvo que la investigación sigue en curso para lograr desmontar los planes conspirativos que promueve la derecha venezolana en la búsqueda de derrocar el gobierno Constitucional del Presidente Nicolás Maduro.

Doble moral opositora

El Vicepresidente sectorial para Comunicación, Cultura y Turismo también repudió que factores de oposición que participan en las jornadas de diálogo político por la paz, estén vinculados con acciones violentas con la pretensión de subvertir el orden constitucional.

«No puede ser que estemos en una mesa de diálogo permanente para sustentar un proceso de coexistencia pacífica de los actores políticos en Venezuela y resulta que el círculo más cerrado a Juan Guaidó está en posesión de unas armas que le pertenecen a la República Bolivariana de Venezuela y que son para proteger al pueblo, no para atentar contra él. O jugamos limpio o jugamos limpio«, aseveró.

Los opositores «se muestran al mundo como unos demócratas y juegan a dos bandos; por un lado están en una mesa de diálogo y persisten en la guerra violenta», enfatizó Rodríguez.

Asimismo, dijo que presentarán en la mesa de diálogo en Barbados, las pruebas recabadas durante la investigación de los planes golpistas de la oposición «para demostrar que la derecha venezolana todavía recurre a acciones violentas para vulnerar la Paz de la República y agredir la Constitución».

Foto: @ViceVenezuela

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*