Adán Chávez: Foro de Sao Paulo fijará un plan político conjunto para Nuestra América y el mundo

Caracas, 25 Jul. AVN

Por: Pedro Ibáñez

Esta semana Venezuela continúa siendo centro de atención mundial en su resistencia a las agresiones de EEUU, esta oportunidad será la de un momento de respuestas en la voz de los líderes, partidos y movimientos sociales del mundo que se reúnen del 25 al 28 de julio en el XXV Foro de Sao Paulo, en Caracas.

El escenario surge luego de la Declaración Política de Caracas, hecha días atrás por el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) en rechazo al unilateralismo y las amenazas a la soberanía e independencia.

En entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias, Adán Chávez, vicepresidente para Asuntos Internacionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Cuba, ofrece una visión de la magnitud política de este encuentro que diseñará un plan común de alcance extracontinental y permanente.

Reconoce la vigencia de este Foro en el paralelismo histórico que hay entre el momento actual y su génesis; hoy el imperialismo habla de un fin del ciclo progresista en Latinoamérica como hizo con el «Fin de la historia» luego de disolverse la Unión Soviética, sin embargo, en 1990 por iniciativa de Fidel Castro y Luis Inácio Lula Da Silva, se propone realizar una reunión de los partidos de izquierda de la región que este año llega al encuentro número 25.

«Un foro que viene obteniendo avances importantes en lo que es uno de sus objetivos fundamentales que es lograr cada día mayor unidad, mayor integración entre los partidos políticos de izquierda, progresistas, y también los movimientos sociales que se han incorporado desde hace varios años», resalta.

Esta realidad es contraposición a lo que pretenden hacer ver «estos teóricos de la derecha, de la ultraderecha, los tanques pensantes del imperio. La realidad que se palpa es todo lo contrario, porque son nuestros pueblos luchando cada día con mayor decisión y obteniendo victorias importantes para seguir consolidando un mundo multipolar, que ya es desde hace varios años, efectivamente, un mundo multipolar. Esa visión hegemónica del imperio fracasó», asevera.

La meta del socialismo en todas sus expresiones y su respuesta a las maniobras de dominación hegemónica serán elementos de debate en medio de las condiciones de agresión contra el país, que nuevamente será tribuna de defensa a la autodeterminación y la paz, por lo que a su juicio es de gran importancia que el Foro de Sao Paulo de 2019 sea realizado en Venezuela.

Agenda común por la paz

Chávez, señala que la reunión del MNOAL y el Foro de Sao Paulo expresan la complementariedad, desde la escena diplomática y política, de la solidaridad internacional con Venezuela.

«Allí mismo los 120 países que forman parte del Movimiento de No Alineados declararon el apoyo decidido a la Revolución Bolivariana, al pueblo venezolano, al presidente constitucional Nicolás Maduro y por tanto un rechazo de 120 países a esos intentos del imperio norteamericano, que en concreto aquí lo estamos viviendo a través de la guerra económica, la guerra mediática y psicológica, de los intentos de montar una guerra civil en el país, de intentos de asesinar al Presidente y a líderes importantes de nuestra Revolución», resalta y señala igualmente el apoyo expresado a Cuba, Nicaragua, Bolivia, también objetivos de las agresiones.

Destaca que por su parte el Foro de Sao Paulo reunirá a dirigentes, partidos de izquierda, progresistas y movimientos sociales que también poseen una agenda común en concordancia con el MNOAL. «El fin fundamental, que es fortalecer la unidad con los proyectos de integración necesarios en nuestro continente y en el mundo para obtener libertad, soberanía».

A estos 120 gobiernos del MNOAL se suman ahora más de 600 líderes sociales de Latinoamérica y el mundo, entre ellos 190 de partidos políticos y movimientos de base, incluyendo de EEUU, Canadá y Europa, que acompañan a los pueblos en sus demandas y que coinciden en Venezuela para defender la paz, puntualiza el también miembro de la Asamblea Nacional Constituyente.

«Muy importante destacar la participación que viene sumándose, y cada año con mayor número, de los movimientos sociales, que yo particularmente considero que tienen una importancia vital en esta lucha, en este empeño de lograr planes de acción política conjunta para nuestro continente y el mundo», destaca sobre este encuentro, de convocatoria más numerosa que los 24 anteriores.

Vanguardia política mundial

Entre los temas que llevará Venezuela, detalló tres que resaltan por su significación. El primero es «El pensamiento antiimperialista de Simón Bolívar», como fundamento de la Revolución Bolivariana en su árbol ideológico de las tres raíces: Simón Bolívar, Simón Rodríguez, Ezequiel Zamora; que ahora incorpora una cuarta raíz, que es el pensamiento del comandante eterno Hugo Chávez, quien será conmemorado en las actividades del Foro por los 65 años de su natalicio, el 28 de julio.

Asimismo, otro panel discutirá el tema de «Las luchas del pueblo de Venezuela por la libertad y soberanía», un debate relacionado con la realidad actual; y también «La cultura y la liberación de los pueblos».

«Uno de los objetivos principales del foro es seguir fortaleciendo un plan conjunto de acción política, allí hay líneas bien específicas como la realización de encuentros para foros, talleres, que el debate continúe» por regiones, que den pie a acciones concretas con el respeto a la autodeterminación, detalla.

Explica que entre los avances de los foros anteriores están los encuentros de trabajadores, los cuales han mantenido contacto permanente por regiones para consolidar sus organizaciones como parte de un plan conjunto.

«Ese es un ejemplo de cómo queremos hacerlo con los diferentes sectores y por supuesto donde juegan un papel importante, una especie de vanguardia revolucionaria continental en Nuestra América, el encuentro de los partidos políticos» que se aspira sostener de forma continua y permanente, sobre la base de las coyunturas sociales y políticas.

Considera importante esta lucha de partidos, movimientos y gobiernos progresistas ante las ventajas circunstanciales del imperialismo en la región, como los casos de Argentina y Brasil, que la derecha usa para arremeter contra gobiernos progresistas como el de Venezuela. Su falsa percepción del llamado «Fin del ciclo progresista» sólo es comparable con el «Fin de la historia» pregonado en la década de 1990, señala.

«Creo que en este momento estamos más fuertes que comenzando la década del 90 del siglo pasado. Porque lograron victorias circunstanciales, pero los pueblos siguen luchando en la calle, cada día con mayor organización y conciencia», advierte citando los casos de Argentina, Brasil y Chile, donde EEUU logró imponer gobiernos neoliberales por diferentes métodos.

También la lucha se expresa en Cuba, Bolivia y Nicaragua, espacios fuertes donde los pueblos respaldan a sus gobiernos progresistas y revolucionarios, apoyo que será ratificado en Bolivia, como se prevé para su elección presidencial este año y que la coyuntura electoral puede restaurar también en Argentina, con la fórmula Fernández-Fernández para los comicios de octubre; o en Brasil, donde se vislumbra el resurgir de un gobierno progresista, comenta.

Señala que en este escenario un evento como el Foro de Sao Paulo tiene la gran responsabilidad de seguir articulando, dando direccionalidad política sobre el fundamento de que «los pueblos van a seguir venciendo. Con Venezuela no han podido, a pesar de que han aplicado el guión de golpe de Estado continuado, de las mil y una maneras. Nuestro pueblo ha demostrado cómo se resiste y cómo se vence».

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*