Pensamiento Soberano

Malaverismos: La MÚDcura está en el suelo

Después de la guerra de insultos entre los miembros caídos de la oposición, La MUD se espatilló, y por el suelo rodaron pedacitos que ahora es difícil de recoger

• ¡Hermenegilda!. ¡Hermenegilda!
• Diga, señor.
• Prepárame mi jugo de papelón con melón, que voy a salir.
• ¿Y para dónde va mi señor?
• A hablar con Ramos Allup, para ver dónde me va a poner, ahora que todo se vino abajo. Si no me ofrece nada bueno salto la talanquera, él sabe que eso para mí es lo más fácil.

Después de hacer un análisis profundo de la realidad política del país, una vez que aceptó su derrota en el estado Aragua, el diputado en desacato, Ismael García, decidió encontrarse con Ramos Allup. Pero antes prefirió tomarse su preferido jugo de papelón con melón. Y mientras esperaba que la señora Hermenegilda le preparara el jugo, el hombre estaba meditando en la sala de su habitación.

“Después de leer tanto en mi vida, ahora me encuentro con esta situación de La Mud que es una vaina inexplicable. Tanto Instin y tanto Quijote, y todavía no le encuentro el por qué a esta derrota. Y además, entramos en una competencia por el insulto de oro, que hasta ahora creo que va ganado Carlos Ortega con eso de llamar a Ramos Allup Miseria Humana”.

• Aquí está su jugo, señor.

La señora Hermelinda sacó al diputado Ismael García de sus pensamientos, y después, una vez que el diputado se tomó el jugo, se despidió y salió rumbo a su encuentro cercano con el tipo Ramos Allup.

En la tasca Puerto de Palos, donde siempre hay un Colón, ya estaba Ramos Allup disfrutando de su primer whisky y viendo en su computador lo que decían acerca de él en los twitter: “Llama a elecciones a la secretaría general de AD, desgraciao”. “Tumor maligno, fuera satanás”. Sonreía mientras leía esos tuits, cuando Romualdo Salazar se le acercó y le dijo:

• ¿Cómo está ese tumor de la Mud?
• Disfrutando el grato olor del éxito, Romualdo.

En ese momento, alguien en la mesa comentó:

• Acaba de llegar el Saltador de Talanqueras más famoso del mundo.

Ramos Allup y Romualdo se volvieron hacia la puerta de la tasca, y allí estaba entrando Ismael García. Llegó a la mesa y Ramos Allup se puso de pie y le dijo:

• Mi gran amigo. El único que me quiere ahorita en la Mud.
• ¿Cómo está ese triunfador?
• ¿Cómo voy a estar? Me han atacado nacional e internacionalmente. Desde Perú, Carlos Ortega me llamó miseria humana, y desde Washington, Almagro no me dijo traidor, pero me enseñó el tramojo.
• Menos mal que no nos hemos llamado corruptos unos a otros.
• Menos mal, porque entonces sí se iba a saber quién ser robó los manteles de lino de las mesas de la quinta Caviar.
• ¿Y cómo quedó yo ahí?
• Tú perdiste Ismael. O ¿también vas a decir que hubo fraude? Te dieron una paliza en Aragua. Quedas derrotado.

Romualdo, que se quedó escuchando la charla entre esos dos líderes políticos del país, preguntó

• ¿Y cómo queda la Mud?
• En el suelo, Romualdo. La Mud, como la múcura, está en el suelo. Y yo no puedo con ella.- Le contestó Ramos Allup.

Romualdo sonrío y salió caminando hacia la barra. Y mentiras caminaba se iba haciendo una serie de preguntas: “¿Puede un país salir adelante con gente como esta? ¿Será que alguien se robó la inteligencia y todos nos quedamos brutos?”

Mientras tanto, en la mesa del fracaso, donde se encontraban Ismael García y Ramos Allup, también se estaban haciendo una serie de preguntas:

• ¿Tú crees que me puedo lanzar como alcalde de la Victoria, en Aragua, Henry?
• El lunes comienzan las inscripciones. Pero tranquilo, vamos a esperar para ver qué hacen los lechuguinos. Yo dije que nosotros íbamos a participar en todas las elecciones, así que yo no me contradigo. Si tú quieres ser candidato a alcalde, eso lo discutimos la semana que viene, eso sí, con La Mud nada, porque mientras el lechuguino ese que me llamó tumor de la Mud siga allí, lo mejor es abandonar ese mesón.
• ¿Entonces, cuento contigo para lanzarme a alcalde?
• Claro, que sí, Ismael Y adelante a luchar miliciano.

Desde la barra, Romualdo Salazar, el jefe de los mesoneros, veía cómo compartían los dos líderes políticos, y se dijo: “Si la Mud está en el suelo, es mejor que siga allí”

@robertomalaver

f/conelmazodndo.-

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*